deporte urbano

La comparación entre Skateboard y tabla de snowboard es en realidad un truco para los principiantes de estos deportes de acción. Aunque comparten una forma similar, son completamente diferentes en otros departamentos, se mire por donde se mire.

Entonces, ¿cómo se puede hacer una elección?

Para ayudarte con esto, vamos a repasar el diseño, las habilidades y otros requisitos que todo principiante debe conocer antes de sumergirse en ellos.

Diseño

La cubierta de un monopatín suele estar hecha de madera contrachapada de arce con una capa de revestimiento de poliuretano para mayor durabilidad y suavidad. También hay dos juegos de ruedas fijados debajo de cada extremo de la cubierta.

Las tablas de snowboard, en cambio, no tienen esas ruedas.

La forma general de una tabla de snowboard es casi la misma. Pero en lugar de madera de arce, el núcleo de una tabla de snowboard suele ser de madera dura laminada, como bambú, álamo, abedul o haya.snowboard

La parte inferior de esta cubierta está en contacto directo con la nieve. Normalmente está hecha de polietileno, y su superficie está bien encerada para que sea hidrofóbica y suave, lo que permite unos movimientos fluidos.
Aparte de las ruedas, la diferencia más clara en el diseño es la posición de los pies. En una tabla de snowboard, los pies están fijos, gracias a las fijaciones.

Conducción y postura
La postura es lo que hace que el snowboard y el skateboard se parezcan en la acción y estén estrechamente relacionados en las habilidades.

Puede llamarse “postura de surf”, que consiste en colocarse de lado sobre la tabla moviéndose hacia delante. Aunque los monopatines suelen ser más cortos que las tablas de snowboard, la posición de los pies es similar: están separados a la altura de los hombros. Pero debido a las diferentes longitudes, en un monopatín están más cerca de los extremos de la tabla.

Por otro lado, la “postura de pato” es donde las cosas se vuelven diferentes.

En un monopatín no se permanece mucho en esta posición -los pies orientados a 45º en direcciones opuestas-. Mientras se realizan los movimientos con el monopatín, generalmente se encuentran en una posición paralela.

Posición de los pies Otra de las principales diferencias es la sujeción de los pies.

En las tablas de snowboard hay fijaciones que hacen que tus pies estén asegurados a la tabla durante el recorrido. Esto contrasta fuertemente con el monopatín, en el que se pueden mover los pies libremente. Al apoyar un pie y empujarlo contra el suelo, se crea una fuerza de propulsión para mover el monopatín hacia delante.

Si no hay una posición libre de los pies, ¡no hay movimiento en los monopatines!

Esta posición de los pies también afecta al equilibrio: las tablas de snowboard te permiten inclinarte hacia atrás o hacia delante sin perder el equilibrio. Esto no se puede hacer con un monopatín. El peso de las fijaciones y de las botas también hace que el control de una tabla de snowboard sea distinto al de los monopatines.skateboard

Cada uno de ellos tiene su lado bueno y su lado malo.

Al conducir una tabla de snowboard, no tienes que preocuparte por la posición de los pies. Lo único que te tiene que importar es que tus pies se asienten bien en las botas, que las fijaciones ya sujetan con firmeza.

Pero esto también significa que cuando te caes mientras haces snowboarding, no puedes salir de apuros, ya que tus pies están bien sujetos a las fijaciones. A diferencia del monopatín, no tienes la opción de moverlos para recuperar el equilibrio.

Recuerda que el snowboard no permite cometer errores graves.

Al fin y al cabo, los pies fijos dan lugar a una mayor estabilidad, especialmente a altas velocidades, pero también suponen graves peligros cuando algo sale mal. Esto hace que el snowboard sea más implacable, y también es más difícil conseguir el equilibrio que con un monopatín.

Reducción de la velocidad
Ralentizar si bien el carving y el equilibrio en lo básico no son tan diferentes, ralentizar es otra historia.

Cuando quieres reducir la velocidad o detener un monopatín, puedes frenar con el pie o simplemente abandonar antes de alcanzarlo. Sin embargo, debido a la falta de freno, tendrás que utilizar el borde de la propia tabla de snowboard.

Detenerse de esta manera requiere que domines primero las habilidades de equilibrio. A medida que te desplazas cuesta abajo, empuja los dedos de los pies hacia arriba o hacia abajo, haciendo que los cantos de los lados respectivos se claven en la nieve y reduciendo la velocidad hasta detenerte por completo.

Cuanto más fuerte sea la fuerza que crees, más rápido se detendrá la tabla.

Trucos
Los trucos en el skateboarding y en el snowboarding son totalmente diferentes en lo que respecta a las ruedas y a las superficies por las que te vas a mover.

Como los pies tienen más libertad de movimiento en un monopatín, los riders tienen más espacio para realizar movimientos extravagantes. Esto permite una mayor variedad de trucos que un patinador puede hacer.

Pero todos ellos requieren que sus habilidades estén a la altura.

Como el hormigón es la superficie más común en el monopatín, aterrizar no es una tarea fácil. Si tus pies no caen exactamente bien sobre la tabla, puedes perder el control, y el truco que esperas puede resultar en cambio en dolorosas lesiones.

Este miedo a un resultado terrible es realmente un factor decisivo para los principiantes.

Puede animar a tener más práctica y cuidado o llevar a luchas mentales. La idea de caerse del monopatín puede limitar la forma en que un novato lo monta.

Esto también se aplica a las tablas de snowboard hasta cierto punto.

Como no tienes la opción de saltar de una tabla de snowboard en medio de un paseo, tu destino y el de la tabla van de la mano. ¡Y nadie quiere aterrizar con el culo en la nieve en invierno!

Una mentalidad fuerte es absolutamente necesaria para tener habilidades avanzadas en cualquier deporte. Pero el snowboard tiene la ventaja sobre el skateboard en este departamento, ya que probablemente te dolerá mucho menos una caída en la nieve que en una superficie de hormigón.

Aprender

Diríamos que el monopatín es más difícil de adquirir las habilidades esenciales, ya que puede llevar más tiempo cogerle el truco. Dedica un día a las clases de snowboard con un profesor particular y captarás las habilidades básicas con bastante rapidez.

Pero el equilibrio sobre un monopatín es realmente una bestia diferente.

Al no haber nada que sujete tus pies a la tabla, puedes soltarlos fácilmente y perder el equilibrio. Además, hay muchas otras transiciones básicas, como los minitubos y las rampas, que hay que aprender desde el principio para poder hacer un buen recorrido en los skateparks.

Esto no significa que el snowboard sea fácil, ni mucho menos: todavía se necesita mucho tiempo y esfuerzo para dominarlo y adquirir experiencia. Pero cuando sólo se trata de un paseo básico, el skateboarding requiere más de ti.

Práctica y coste
Al iniciarse en el monopatín no te costará mucho.

Una configuración básica -un monopatín y algún equipo de seguridad- puede costar menos de 100 dólares. Esto suele ser útil cuando necesitas probar el agua antes de comprometerte de lleno. Además, puedes encontrar un lugar para empezar a practicar el skateboarding sin gastar dinero.

¿Recibes un monopatín por la mañana? Puedes dar tus primeros empujones por la tarde.

Cualquier lugar con una superficie plana, desde el patio trasero hasta incluso la entrada de tu casa, puede servir como terreno para practicar el skate. También hay ciudades y pueblos con mini rampas y skateparks públicos. Suelen ser gratuitas y no limitan el tiempo de uso.

Te permiten probar ese kickflip u ollie una y otra vez sin que te cueste un solo céntimo.

En cambio, con el snowboard todo cuesta un montón. Además de la propia tabla de snowboard, también necesitas otros equipos como gafas, guantes y ropa.

Y aún no hemos empezado a hablar del coste de los desplazamientos a los lugares donde se practica el snowboard, que no son tan fáciles de conseguir como el skatepark local.

Los principiantes pueden tener que pagar hasta 1.000 dólares por su primera sesión, dependiendo del equipo que tengan. Y no puedes permitirte el lujo de probar libremente los mismos movimientos todas las veces que quieras.

esqui.online

Seguridad
Los distintos entornos plantean diferentes riesgos y peligros.

Caer de un monopatín a un suelo de cemento es ciertamente más doloroso, lo que suele ocurrir con los principiantes. Puede dar lugar a contusiones o incluso a roturas de huesos. Te recomendamos que te tomes más tiempo antes de intentar hacer recorridos a gran velocidad o trucos difíciles.

Y, siempre que sea posible, lleva equipo de protección.

El snowboard es más indulgente con este tipo de caídas. Sin embargo, el entorno de las estaciones de esquí de montaña también presenta otros peligros. Nunca sabrás lo que te espera bajo las laderas nevadas.

Así que no dejes que la confianza te ciegue los ojos y sigue todos los consejos de seguridad.

Skateboard vs. Snowboard, ¿Cuál debo elegir? Los monopatines y las tablas de snowboard son realmente diferentes, desde el diseño, las habilidades, el aprendizaje hasta el coste.

El snowboard es una actividad más cara y menos accesible para la mayoría de nosotros. Pero una vez superadas esas cuestiones, proporciona una experiencia como ninguna otra en el mundo.

Por otro lado, el monopatín es más popular y requiere menos dinero para sumergirse en él. Dedica algo de tiempo a dominar los movimientos básicos y te lo pasarás en grande con él.

Pero si todo está a tu alcance, ¿por qué no las dos cosas?

Cada una de ellas tiene su lugar. Prueba a hacer skate en verano y snowboard en invierno, y podrás disfrutar de los deportes de acción durante todo el año.

deporteurbano.es